MANTENIÉNDONOS EN MOVIMIENTO

Moverse libre y fácilmente ayuda a lograr el bienestar, sobre todo en esta etapa de la vida. Músculos, huesos y articulaciones saludables nos permiten realizar todo tipo de movimientos; desde las tareas cotidianas hasta disfrutar de nuestros hobbies favoritos.

Es algo que muchas veces damos por garantizado y recién lo recordamos cuando empezamos a sentir que nuestros cuerpos no están funcionando tan bien como de costumbre; esa sensación molesta en las articulaciones o ese dolor muscular cuando recién nos levantamos, por ejemplo.

elderly-stretching
couple-in-pool

TIP SALUDABLE

El ejercicio físico mejora no sólo tu salud física, sino también contribuye con tu autonomía y tu estilo de vida. Siempre es recomendable conversar sobre las opciones de ejercicios con tu médico antes de empezar.

¿Cómo el paso de los años puede afectar tu movilidad?

A medida que pasa el tiempo, músculos, huesos y articulaciones cambian de una manera que afecta la movilidad. Los huesos pierden densidad, hay una reducción en la masa muscular y la fuerza, y el cartílago de las articulaciones se vuelve más fino.

La buena noticia es que podemos incorporar hábitos saludables para ayudar a prevenir el proceso de envejecimiento, mejorando nuestra calidad de vida. Actividad física diaria combinada con la mantención de un peso saludable y una alimentación equilibrada y variada que incluya los niveles adecuados de proteína, vitamina D y C, y calcio soporta la salud de nuestros músculos, huesos y articulaciones, y nos ayuda a seguir en movimiento.

La salud de los músculos

La pérdida de masa muscular puede empezar a los 30 años pero se vuelve más significativa desde los 50 años en adelante. La cantidad de actividad física regular que hacemos a lo largo de nuestras vidas influye en la tasa de pérdida de masa muscular. De la misma forma también inciden una lesión o una enfermedad temporaria. Incluir alimentos ricos en proteína a diario contribuye con una masa muscular saludable.

elderly-showing-her-strenght
egg

TIP SALUDABLE

Incorporá ejercicio regular en tu día a día; incluyendo entrenamiento de peso y resistencia adecuado a tu estado físico para ayudar a mantener la masa muscular.

TIP NUTRICIONAL

Incluí alimentos ricos en proteína en tus comidas de todos los días; por ejemplo, carnes rojas, pollo, pescado, huevos, frutos secos, legumbres y lácteos.

La salud de los huesos

La salud de los huesos es importante en todas las edades, pero la reducción en la densidad de los huesos que es común en adultos mayores debilita la masa ósea, lo cual puede incrementar el riesgo de fracturas. Mantenerse activo y llevar una alimentación balanceada que incluya todos los nutrientes, especialmente calcio y vitamina D, puede ayudar a mantener la buena salud de los huesos.

La salud de las articulaciones

Con la edad, el cartílago que recubre las articulaciones se vuelve más fino, el fluido que las lubrica (llamado líquido sinovial) disminuye y ligamentos y tendones se vuelven menos flexibles. Como resultado de esto, las articulaciones son menos capaces de deslizarse suavemente una sobre otra, lo cual puede generar malestar y rigidez.

bone-health