TIPS PARA UNA VIDA SALUDABLE

Nunca es tarde para intentar nuevos enfoques e incorporar hábitos de vida que soporten una buena salud. Mirá cómo estos 4 aliados pueden ayudarte a tener una vida más activa y saludable.

1. Buena nutrición

De la misma manera que el cuerpo cambia con el paso del tiempo, también lo hacen tus necesidades nutricionales. Por ejemplo, tus requerimientos de proteína, calcio y vitamina D aumentan. Cambios en el estilo de vida y el apetito pueden afectar qué y cuánto comemos, y sin darnos cuenta podemos dejar de cubrir nuestras necesidades nutricionales.

couple-with-vegan
recipe-book

TIP NUTRICIONAL

Buscá nuevas recetas para lograr variedad. Cuanto más variados los alimentos que incluyas, más nutrientes te aportarán tus comidas. ¡Animate!

Tips para mejorar tu nutrición

  • Obtené proteína de diversas fuentes y buscá hacerla parte de cada comida
  • Incluí alimentos ricos en fibra, como cereales enteros, pan integral, frutas enteras, fruta disecada, arvejas, porotos y lentejas
  • Mantené una abundante ingesta de líquido; el agua actúa con la fibra para ayudarte a mantener tu salud digestiva.
cereal
elderly-drinking

TIP NUTRICIONAL

  • Moderá tu consumo de alimentos altos en grasas, sodio y azúcar, y preferí alimentos enteros, como frutas y vegetales frescos, granos enteros, carnes magras y lácteos
  • El agua es la mejor fuente de hidratación para tu cuerpo, pero té, café, mate y leche también cuenta para tu ingesta de líquido.1

¿Cuándo considerar suplementos nutricionales?

Asegurarte de obtener suficientes nutrientes, ya sea haciendo cambios en tu dieta y/o a través del uso de suplementos, puede contribuir a mejorar tu bienestar.

  • Considerá suplementos nutricionales de alta calidad si son necesarios para ayudarte a cubrir tus requerimientos nutricionales diarios.
  • Si tenés alguna preocupación sobre tu alimentación, llevá un registro de tu consumo de alimentos por una semana. Luego, revisalo con tu médico o nutricionista para entender tu ingesta de nutrientes y buscar oportunidades para mejorar tus hábitos alimenticios.
powder

2. Actividad física

El impacto de la actividad física cada día es invaluable para la salud y el bienestar a cualquier edad.

El ejercicio debe estar adaptado a cada persona y no necesita ser agotador, sólo regular, ya sea caminar, nadar o andar en bicicleta. Invitá a tu familia y amigos, o buscá opciones que te motiven consultando en tu barrio o gimnasio sobre programas específicos para adultos senior.

Para sentir el beneficio del mantenimiento de la masa muscular, un entrenamiento de resistencia (usando todos los grupos musculares principales) debería ser realizado al menos 2 veces por semana, al igual que distribuir el consumo de proteína en las comidas y colaciones a lo largo de cada día.1,2

 

3. Cuidado del peso

Cualquiera sea tu edad, el mantenimiento del peso saludable es clave para una buena salud. La edad nos puede afectar de diferentes maneras; algunas personas descubren que empiezan a ganar peso, otras a perderlo.

Para conocer si tu peso es saludable, por favor consultá con un médico o nutricionista.

4. Actitud positiva y conexión social

Siempre es importante cuidar de nuestra propia salud mental, y la de las personas alrededor nuestro. Sin embargo, el paso de los años trae consigo cambios, como una enfermedad en la familia, terminar nuestra carrera o ir a vivir solo, y todos ellos inciden en nuestro bienestar mental.

  • Compartí tiempo con tus seres queridos, aunque sea algo simple como la comida de todos los días.
  • Mantenete en contacto con familiaries, amigos y la comunidad a la que pertenecés. Compartí momentos con ellos.
  • Mantenete en movimiento; la actividad física promueve el bienestar mental, físico y social.
  • Asegurate de tener un buen sueño por las noches; esto ayuda a estar descansado, tener menos estrés y genera mayor energía y optimismo.
elderly-social
elderly-social

TIP SALUDABLE

  • Volverte voluntario y/o unirte a un grupo que trabaje por una causa de interés común promueve la salud física, mental y social.2